Se removió una cámara de videoviligancia por daños en la propiedad del vecino

Esta Defensoría del Pueblo a través del Centro de Protección de Datos Personales (CPDP) intervino frente a un reclamo de un vecino del barrio de Caballito a raíz de los inconvenientes producidos por la instalación de una cámara de videovigilancia en la pared exterior de su vivienda.

El propietario solicitó el traslado del dispositivo porque “muchos transeúntes arrojan piedras contra la cámara de seguridad, afectando tanto mi integridad física, las condiciones del inmueble, además de resultar intrusiva para mi vida cotidiana”. Además el vecino explicó otros perjuicios provocados en su vivienda: “se filtra agua de lluvia, se dañaron las ventanas por el apedreo, humedad en la pared interna de mi habitación”.

Con dos oficios dirigidos al Ministerio de Justicia y Seguridad, el CPDP notificó la queja y solicitó que se informe sobre reportes de daños en el dispositivo, existencia de autorización para su colocación y existencia un texto identificatorio del dispositivo. No obstante la falta de respuesta al pedido de información, se llevó adelante una audiencia de mediación con la asistencia Lic. Gustavo Roldan Olivera, en representación de la Dirección General de Estudios y Teconologías de la Información del gobierno porteño, quien comunicó la remoción de la cámara objeto del reclamo.