Día Mundial de Internet: 3 de 4 niños y niñas afirman tener celular propio

El 17 de mayo se estableció por Naciones Unidas como el Día Mundial de la Sociedad de la Información. Desde la Defensoría del Pueblo de CABA se obtuvieron resultados sobre el cambio de hábito en el uso de internet después de la pandemia con datos recolectados con niños y niñas de entre 8 y 13 años.  Desde el Centro de Protección de Protección de Datos Personales se realizan capacitaciones a niños, niñas y adolescentes y a personas adultas mayores para contribuir a que internet sea un espacio seguro y cuidado.

 

Desde el Centro de Protección de Datos Personales de la Defensoría del Pueblo de CABA, a través de su programa Conectate Seguro, se realizó un relevamiento acerca de “Hábitos de Navegación en Internet y Uso de dispositivos tecnológicos” (comparación pre y post pandemia) con niños y niñas entre 8 y 13 años. A partir del sondeo se pueden señalar algunos datos relevantes que fueron analizados por el Centro de Estudios, Investigaciones y Opinión de la Defensoría.

  • 3 de cada 4 afirman tener celular propio, estando repartida la edad de inicio, aunque con una leve mayoría que señala los 9 años.
  • Si bien la edad de acceso a las redes sociales también se encuentra distribuida en forma relativamente pareja, a ellas parece haber un ingreso desde más temprana edad: los 6 años.
  • Entre las principales redes sociales que utilizan se encuentra YouTube, claramente en primer lugar (con un poco más de 8 de cada 10 niños/as). Le siguen WhatsApp, Juegos online, TikTok e Instagram.

  • Con respecto al tiempo de conexión a Internet en comparación al periodo previo a la pandemia, más de la mitad (54%) indica conectarse más tiempo que antes.
  • Sobre el entendimiento del uso de internet por parte de los adultos antes y luego de la pandemia, el 37% responde que entienden “más”, seguido de un 25% que indica que entienden “lo mismo”.
  • Al indagar cuánto preguntan los familiares adultos sobre el uso que hacen de Internet en la actualidad, - comparado al momento previo a la pandemia-, el 43% indica que preguntan lo mismo, seguido de un 38% que dice que preguntan menos.
  • En cuanto a las actitudes de los/as adultos/as responsables, sobre lo que hacen los niños/as con el uso de Internet se menciona principalmente, “me aconsejan que tenga cuidado” y “se interesan en saber con quién converso”.

  • Sobre los propios estados de ánimo cuando carecen de conexión a Internet, mayoritariamente mencionan sentirse “aburridos/as”.
  • Casi un tercio de los y las encuestados/as afirmó haber tenido una mala experiencia en el uso de internet.

Por lo tanto, a través de este estudio exploratorio, aún con una muestra acotada, se evidencia que la pandemia habría dejado la tendencia a un mayor uso de internet en niños/as a edades cada vez más tempranas, comparadas incluso con estudios previos realizados en esta casa.

Según este relevamiento, se puede decir que, desde la perspectiva de niños y niñas, se entiende que los/as adultos/as familiares preguntan menos acerca de lo que ellos/as realizan en internet. Consideran que en pandemia han adquirido mayor información en cuanto a los usos de dispositivos y muestran actitudes comprensivas o contenedoras, antes que prohibitivas o limitativas.

Por otra parte, es importante destacar el registro que niños y niñas tienen acerca de lo qué les pasa cuando no tienen acceso a internet. “Estar aburrido/a” es la opción más relevante elegida. Asimismo, cuentan, tanto en el plano cualitativo como en lo que refleja la encuesta, que han sido contactados/as, a través de diversos medios, por personas desconocidas.

Con lo cual, resulta necesario enfatizar que Internet se establece como un bien público para la vida de la ciudadanía, que se vio incrementado a partir de la pandemia. Tal es así que, disponer de esta herramienta no constituiría una posibilidad, sino un derecho.

Así también, es importante considerar que “estar en Internet”, habitar ese espacio virtual, conlleva un aprendizaje. Requiere entender lógicas y varios saberes que se construyen con tiempo y con otros/as. Implica asumir desafíos para desarrollar otro tipo de socialización en conexión. En este sentido, se reafirma que toda intervención, en espacios de trabajos diversos con niños, niñas y adolescentes, como también con adultos/as responsables, se debiera llevar a cabo con carácter preventivo y desde una perspectiva de cuidado, apuntando a construir ciudadanos/as activos, partícipes, reflexivos y protagonistas de las experiencias en Internet. La ESI (Educación Sexual Integral) favorece una perspectiva propicia para desplegar estos aprendizajes.

Por otro lado, desde el Centro de Protección de Datos Personales se brindan capacitaciones a personas mayores de edad, a través de convenios con la Universidad Tecnológica Nacional y con el Hospital Italiano. Las experiencias que trascurrieron durante la época de aislamiento social fueron muy enriquecedoras para las personas que participaron de los cursos virtuales, de los relatos compartidos por estudiantes mayores sus testimonios destacan que internet es “el portal al mundo”, “participé de todos los zoom que pude, mi salita comedor se transformó gimnasio, estudio de historia, estudio de la memoria…”, “me amigué con la tecnología”.

En el Día Mundial de Internet sumamos nuestro compromiso cotidiano para seguir contribuyendo a que esta Red sea un espacio seguro y cuidado, siempre protegiendo nuestros Datos Personales.